domingo, 4 de septiembre de 2011

Normas para reflexionar

En toda clase deben de existir unas normas generales, es decir, normas que deben cumplirse diariamente salvo que se organice alguna actividad diferente que requiera aplicar otras complementarias.
Al inicio de curso comentaremos algunas posibles normas, conociendo los motivos de su aplicación, determinando su utilidad y modificándolas para mejorarlas.
Y hablaremos de las posibles consecuencias negativas (desde un simple aviso a actividades de reflexión o notificaciones a los padres) y positivas (actividades extra, positivos...).

Fuente de imagen: Wikimedia Commons

Veamos algunos ejemplos de posibles normas:

Trato con respeto a las personas y sus cosas.
Evito distracciones y juegos inadecuados.
Al inicio de cada materia, saco los materiales necesarios y repaso.
Llevo siempre la agenda escolar.
Termino todas las tareas, salvo justificante.
Sólo habla una persona a la vez; la miro y escucho.
Levanto la mano para pedir turno o permiso.
En las parejas y grupos hablo sin gritar.
Ayudo en clase al profesor y a los compañeros.
Guardo los materiales cuando salimos de clase.
Me desplazo andando.
Utilizo adecuadamente los materiales del centro (TIC y otros).
Uso los servicios con permiso.
En caso de conflicto, pido consejo.
Entrego a mis padres las anotaciones y comunicaciones.
Otras...

Y recordaremos que el trabajo en el aula se tiene en cuenta en las evaluaciones.

Hablaremos de los motivos de las normas:
  • Convivir mejor y evitar conflictos. 
  • Concentrase mejor en clase y aprovechar el tiempo para aprender más y obtener buenas calificaciones. 
  • No descuidarse con las tareas complementarias. 
  • Algunos conflictos es mejor volver a comentarlos más tranquilamente en otro momento, dando tiempo a que se pase un poco el enfado para así analizarlos más pausadamente y encontrar una mejor solución. 
  • Otros... 
Recordaremos posibles consecuencias por no respetar las normas:
  • Aviso oral.
  • Reflexionar en silencio, ya sea sentado o de pie.
  • Reflexión escrita (porqué me porté mal, cómo remediarlo y otras sugerencias).
  • Anotación de avisos en el cuaderno de seguimiento.
  • Hablar con el profesor en otro momento.
  • Realizar otras tareas en otro momento.
  • Aviso a jefatura de estudios.
  • Notificaciones a los padres.
  • Otras... 
Y comentaremos posibles consecuencias al trabajo bien realizado:
  • Satisfacción personal por el esfuerzo realizado.
  • Destacar algún trabajo realizado (oralmente, en el tablón, en el aula virtual...).
  • Anotaciones de positivos o premios en el cuaderno de seguimiento.
  • Buenas calificaciones y puntos extra.
  • Disfrutar durante algún tiempo de alguna tarea especial (dibujo, decoración del aula o pasillos...).
  • Tiempo para hacer tareas de otras materias que se quieran adelantar.
  • Acceso a los medios informáticos.
  • Actividades libres que no interfieran en le desarrollo de las clases.
  • Notificaciones positivas a los padres.
  • Otras sorpresas agradables.
De todo ello surgirán unas normas claras y precisas que se deberán de respetar.

¡Trabajando con interés, seguro que no habrá que recordar demasiado las normas y el ambiente de trabajo y los resultados serán buenos!

¡Ánimo! ¡Convirtamos a las normas de clase en unas buenas amigas!